La declaración del Día nacional de las lenguas de signos españolas por parte del gobierno fue en el año 2014 y se eligió esta fecha por coincidencia con la fecha en la que se constituía la CNSE en 1936.

El 14 de junio de 1936 se creó la F.N.S.S.E. (Federación de Sordos de España), con Juan Luis Marroquín como presidente. Actualmente ha cambiado el nombre por CNSE (Confederación Estatal de Personas Sordas) que está integrada por 17 Federaciones Autonómicas, una por cada Comunidad Autónoma, y por la Asociación de Personas Sordas de la Ciudad Autónoma de Melilla.

Estas Federaciones integran por su parte, más de 118 Asociaciones provinciales y locales de personas sordas de todo el Estado. Asimismo, la CNSE acoge a miembros colaboradores entre los que destacan distintas asociaciones de padres y madres de niñas, niños y jóvenes sordos.

Después de muchos años de lucha la CNSE consiguió que se declarara el DÍA DE LAS LENGUAS DE SIGNOS DE ESPAÑA, de la lengua de signos española y la lengua de signos catalana.

Se trata de un gran logro que supone un paso más en su promoción, protección y normalización.

La lengua de signos es una lengua que se usa y está viva, pero como lengua minoritaria requiere de un tratamiento específico que vele por su buen uso, su normativización y su normalización en la sociedad.

Gracias al gran trabajo coordinado entre la CNSE, su movimiento asociativo, las familias, los centros educativos con alumnado sordo, las administraciones públicas y otras organizaciones privadas y del tercer sector, estas lenguas han pasado de ser las que estigmatizaban socialmente a las personas sordas, a considerarse lenguas reconocidas, oficiales y valoradas en el seno de una sociedad diversa, multilingüe y multicultural.

Súmate a la labor de visibilizar la lengua de signos, y convertirla en una herramienta imprescindible para la construcción de igualdad, solidaridad y justicia.

Desde 2014, el 14 de junio es una oportunidad para difundir una imagen positiva de las lenguas de signos y por tanto de las personas sordas y sordociegas.

Cuanto mayor sea el conocimiento de estas lenguas y de su trascendencia para muchas personas sordas y sordociegas, con más facilidad se adoptarán actitudes de tolerancia y empatía entre la ciudadanía.

 

 

FUENTES:  WEB DE LA CNSE

 

 

 

Todavía no hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comienza a escribir y presiona Enter para buscar

Cesta

No hay productos en el carrito.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. Cómo configurar

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar