«No he querido pasar por la vida como una sombra o como una nube, que no dejan ningún rastro de su paso. He querido que transcurra como un arado que, en el surco abierto, deja sembrar a otros la semilla de la solidaridad humana entre todos los sordos»

Juan Luis Marroquín Cabiedas, Recuerdos de mi vida

 

Hoy os contamos una historia de mucha importancia para la Comunidad Sorda, la de Juan Luís Marroquín. Aquí la detallamos de forma esquemática su labor:

  • Fue presidente de la A.S.M. en dos etapas (1934-1937 y 1939-1940)

  • Fue el primer presidente sordo después del largo mandato de 27 años de presidentes oyentes.

  • Creador de la “Gaceta del sordo de la A.S.M., actual “Faro del Silencio” de la C.N.S.E.

  • Socio de honor de la A.S.M.

  • Fundador y refundador de la F.N.S.S.E. (1936-1950).

  • Primer Secretario Regional para los países iberoamericanos.

  • Miembro de Honor de la Federación Mundial de Sordos.

  • Medallas de oro de la F.N.S.S.E. y F.M.S.

  • Presidente de honor perpetuo de la C.N.S.E.

  • Realizó muchos cargos nacionales e internacionales.

 

Marroquín nació en Madrid, el 23 de junio de 1903, en una familia humilde. Él fue un hombre sencillo, muy humano y cariñoso con los sordos de España y del extranjero. 

A los 5 años comenzó a perder audición, pero antes pensaban apuntarlo como músico porque su voz era muy potente para cantar. En 1914, durante la I Guerra Mundial, tuvo dolor de cabeza un día en el parque y fue ahí cuando oiría la música por última vez en su vida. Se desmayó y el médico afirmó que por una meningitis se había quedado totalmente sordo.

En 1915 fue al Colegio Nacional de Sordomudos y Ciegos, que ahora es el Centro Superior de Estudios de Defensa Nacional (CESEDEN), y allí aprendió Lengua de Signos. Más tarde, estudió Bellas Artes con oyentes, sordos y ciegos y Marroquín se comunicaba con dactilología.

Muchas veces los oyentes se burlaban y, finalmente, se trasladó a un taller, que al principio no cobraba, pero después, poco a poco, comenzó a cobrar una peseta a la semana, pero él deseaba ser torero.

En cuanto a la política, respetaba todos los grupos políticos. Por su trabajo visitó a los líderes del momento como Franco, Fraga, o el Rey Don Juan Carlos y siempre pedía que no se tuviera lástima por los sordos, sino que se hiciera justicia social.

Él casi no estudió, pero era culto, leía y escribía mucho. Siempre a su hija pequeña le contaba cuentos inventados, donde los protagonistas eran animales, como peces o elefantes “sordomuditos”.

En 1934, Marroquín fue el primer presidente sordo de la Asociación de Sordomudos de Madrid (entonces se llamaba así), participó en el movimiento asociativo de Barcelona con el Instituto Catalán de Sordomudos por su 25 aniversario, donde, por primera vez, contactó con Personas Sordas catalanas, en concreto con Ángel Calafell, un gran amigo.

Allí en Barcelona hablaron sobre la necesidad de crear una Federación para Sordos de toda España porque les preocupaba la situación del colectivo durante la Guerra Civil.

Al final, en 1936 se creó la Federación de Sordos de España, con Marroquín como presidente, que actualmente es la CNSE.

Además, Marroquín también fue miembro de la Federación Mundial de Sordos (FMS). Realmente, la Federación comenzó a realizar actividades en 1949, debido a la Guerra Civil. A partir de esa fecha, se comenzaron a crear las diferentes Asociaciones de Sordos de España. Marroquín siempre trabajó y consiguió los éxitos para la Comunidad Sorda española.

En 1979 dejó la presidencia en la CNSE y le sustituyó Félix Jesús Pinedo, pero Marroquín obtuvo el título al Presidente de Honor. Él siempre dijo que la vida consiste en trabajar y esforzarse, así seguro que se consiguen buenos resultados. A veces, hay que sacrificarse, pero se debe continuar porque vale la pena.

En 1987 sufrió un accidente de tráficos y se rompió un hueso de la pierna, poco a poco mejoró, pero el día 14 de agosto de ese año murió en Gijón a causa de un trombo pulmonar. La historia de Marroquín es muy importante para la Comunidad Sorda.

Gracias a su esfuerzo y su dedicación, hoy en día las Personas Sordas cuentan con un mayor reconocimiento por parte de la sociedad.

Curiosidades: Él no usaba la palabra “Lengua de Signos”, sino “Mímica”. También usaba “Sordomudo” porque en esa época se usaba.

FUENTE:  la mayoría de la información es de la web Visualfy

 

 

 

 

 

 

Todavía no hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comienza a escribir y presiona Enter para buscar

Cesta

No hay productos en el carrito.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. Cómo configurar

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar