¿QUÉ ES EL MEDIADOR COMUNICATIVO?

La formación de los mediadores comunicativos se recoge desde 2015, en el Ciclo Formativo de Grado Superior correspondiente al título de Técnico Superior en Mediación Comunicativa y se fijan sus enseñanzas mínimas en el Real Decreto 831/2014, de 3 de octubre. Osea que es un título muy jovencito.

¿Antes cómo se obtenía este título?

En realidad no existía oficialmente, había formación no reglada. El título que había era el de Guía Intérprete de Personas Sordociegas, que lo obtenías al hacer el Ciclo Superior de Intérprete de Lengua de Signos.

Con ese título podías trabajar como mediador/a comunicativo/a pero desde que existe la nueva titulación específica de MEDIADOR/A COMUNICATIVO/A hay entidades que la exigen y mucho/as intérpretes se lo han sacado para poder seguir trabajando como mediadores. Reciclaje.

Como curiosidad, desde entonces el ciclo de intérprete pasó a la historia, en realidad evolucionó y ahora es un grado universitario, impartiéndose solo en Madrid.

El mediador comunicativo es un profesional competente en la lengua de signos y estrategias de comunicación que apoya a las personas sordas, sordociegas y con dificultades de comunicación, lenguaje y habla en su vida diaria y en sus interacciones con el entorno, facilitando estrategias de comunicación, participación y comprensión del mismo y realizando acciones de sensibilización social.

Las personas que obtienen este título ejercen su actividad en el sector de los servicios a las personas sordas, sordociegas, con discapacidad auditiva y con dificultades de comunicación que sean usuarias de la lengua de signos española. Estos servicios recogen los ámbitos asistenciales, educativos, sociolaborales, psicosociales y de apoyo en las gestiones básicas. También ejercen su actividad en el sector de los servicios a la comunidad, en los ámbitos de la dinamización comunitaria y en la promoción de igualdad de oportunidades con estos colectivos de personas.

Las ocupaciones y puestos de trabajo más relevantes son los siguientes:

– Agente de desarrollo de la comunidad sorda.

– Técnico en promoción, atención y formación a personas sordas.

– Agente dinamizador de la comunidad sorda.

– Mediador social de la comunidad sorda.

– Agente de desarrollo de la comunidad sordociega.

– Agente dinamizador de la comunidad sordociega.

– Mediador de personas sordociegas.

– Asistente de personas sordociegas.

¿Qué funciones tiene?

Son muchas las competencias profesionales definidas en las enseñanzas mínimas del Ministerio de Educación. El mediador comunicativo tiene varias funciones como pueden ser:

  • Realiza acompañamientos en situaciones de la vida diaria, apoyando al usuario en la realización de gestiones básicas.

  • Elabora y pone en marcha programas de intervención social y educativa.

  • Orienta, sensibiliza a profesionales, familias, entidades sobre las características y necesidades de las personas sordas, sordociegas o con dificultades de comunicación.

  • Dinamiza la participación en actividades sociales, culturales, de ocio y tiempo libre de sus colectivos de atención.

  • Participa en la elaboración y puesta en marcha de acciones de sensibilización social sobre los colectivos con los que trabaja.

  • Asesora sobre accesibilidad e inclusión y facilita estrategias de participación y soporte en la comunicación.

  • Apoya la elaboración y puesta en marcha de actividades de las asociaciones.

  • Propone e implanta sistemas alternativos y aumentativos de comunicación.

  • Facilita la comunicación en el entorno de los usuarios, etcétera.

En general, el profesional de la mediación comunicativa es un apoyo que facilita la autonomía de las personas sordas, sordociegas o con problemas de comunicación. Y, por supuesto, no toma decisiones sobre sus vidas.

¿Cómo trabaja?

El mediador realiza las funciones anteriores con sus usuarios, pero no toma todas las decisiones, ya que debe formar parte de un equipo que planifique y coordine su trabajo. Hay que recordar que el ciclo formativo de grado superior se corresponde con un nivel de cualificación 3.

Por ejemplo, en una asociación o federación de personas sordas o personas sordociegas, un centro de día, residencias, centros ocupacionales, un centro educativo, un ayuntamiento, una organización de ocio y tiempo libre, etc. Estas entidades tienen programas de intervención social, educativa y formativa, en los que el mediador participa en el análisis de necesidades, definición de objetivos, desarrollo de acciones, etc. Y finalmente realiza la intervención, con la persona o grupo de personas, de forma supervisada y compartida con otros profesionales.

¿Qué salidas tiene el mediador comunicativo?

Puede trabajar en cualquier entidad que atienda a alguno de los colectivos mencionados antes: personas sordas, personas sordociegas, personas con trastorno del espectro autista, personas con parálisis cerebral, personas con Alzheimer, esclerosis múltiple, o cualquier persona con dificultades de comunicación en general.

Por ejemplo, asociaciones, empresas, ayuntamientos u otras administraciones públicas, centros de día, centros educativos, residencias, etc.

 

FUENTES:

SÍGNAME   

CEUANDALUCIA

Todavía no hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comienza a escribir y presiona Enter para buscar

Cesta

No hay productos en el carrito.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. Cómo configurar

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar